"Cada vez había más y más": aparecen cientos de peces muertos en un río del País Vasco

Los 4.000 vecinos de Soraluze, en Guipúzcoa , se llevaron una sorpresa este lunes al advertir que el río Deva traía consigo cientos de peces muertos . "Al principio me mandaban fotos en las que se veían unos pocos en la orilla, pero conforme pasaban las horas cada vez había más y más", explica a este diario Ubane Madera , periodista de un pequeño diario local . "La gente estaba muy preocupada y alguno incluso se presentó en la redacción". La alarma llegó a tal punto que, pasadas unas horas, los vecinos llamaron al 112 para avisar de lo que estaba ocurriendo, y es que los peces muertos ya se contaban por cientos en la orilla del río . Ante esta situación, técnicos de la Diputación de Guipúzcoa y de la Agencia Vasca del Agua se desplazaron hasta el lugar e investigaron lo ocurrido, para lo que recogieron muestras de agua y varios peces. "Al seguir el río, vimos que aguas arriba se estaba dando el mismo problema. La mayoría de los peces aparecieron en Soraluze, pero también se vieron algunos en los barrios de Mekolalde y Osintxu", explican a El Confidencial desde la Agencia Vasca del Agua. Aunque los técnicos insisten en que conviene esperar a los resultados del laboratorio para analizar lo ocurrido, al mismo tiempo reconocen que lo más probable es que se trate de un vertido tóxico . En este sentido, desde la Diputación de Guipúzcoa sospechan que alguna fábrica habría echado lejía o ácido al agua el lunes por la mañana: "A veces nos encontramos vertidos de purines [residuos de origen orgánico], pero en esos casos los peces simplemente se ahogan por falta de oxígeno. Eso no encaja con lo que ha ocurrido ahora, porque nos hemos encontrado con que los propios peces intentaban salir del agua y morían en la orilla". Estas mismas fuentes apuntan además a que trataría de un vertido considerable, ya que en caso contrario las lluvias de los últimos días habrían evitado semejante resultado. "El caudal iba muy rápido y llevaba mucha agua, por lo que no estamos hablando de que alguien echó algo por accidente". Partiendo de este razonamiento, varios técnicos siguen inspeccionando este miércoles la zona, para lo que se pondrá el foco en las fábricas que se encuentran entre Bergara y Soraluze. De hecho, la situación ha llegado a tal punto que desde la diputación aseguran que " la Ertzaintza quiere judicializar el caso ".
Read The Rest at : El Confidencial

Top News