Es Orense, no Islandia: las termas más calientes para el invierno

Orense es la segunda ciudad de Europa con las mayores reservas de agua termal. La circunstancia posibilita que tanto la capital como el conjunto de la provincia se hayan convertido en un gran balneario con acceso para todos los públicos. Y es que el agua ha adquirido la condición de elemento dinamizador y también en una oportunidad para el único territorio interior de la Comunidad.


Las iniciativas puestas en marcha en los últimos años han diseñado unas instalaciones públicas y privadas pensadas para todos los públicos. La ciudad cuenta con una amplia zona termal. Los espacios se reparten en la propia urbe, con la piscina urbana de As Burgas, y en los alrededores a los lados del cauce del río Miño. La ruta está conformada por cinco kilómetros con espacios habilitados para la práctica deportiva.


El recorrido puede iniciarse en A Chavasqueira, donde el agua mana a una temperatura de 63ºC. Sus aguas son bicarbonatadas, sulfuradas, sódicas, fluoradas y de mineralización media, apreciadas para tratamientos de reuma, artritis, afecciones de piel y curas anti estrés. Poco más allá, la fuente del Tinteiro tiene aguas sulfuradas, sódicas y biocarbonatadas, con una temperatura de 43ºC.


En el itinerario señalizado encontramos Muiño da Veiga, Outariz o la citada Fuente del Tinteiro, muy conocidas por tener «poderes» que ayudan a la cicatrización de heridas, además de que son recomendadas para afecciones bucales, acné, eczema atópico y ulceras varicosas. Su composición se caracteriza por ser aguas de mineralización débil, alcalinas, sulfuradas, fluoradas y mesotermales. La temperatura a la que manan estas aguas alcanza los 43ºC. Todas las instalaciones están rodeadas de amplios y extensos jardines provistos con sistemas de vigilancia las 24 horas del día. Las termas están abiertas durante todo el día y son muchos los bañistas que acuden a tomar las aguas cuando el sol se esconde.


La oferta termal se extiende al conjunto de la provincia orensana. En localidades como O Carballiño, Lobios, Laias, Celanova hay establecimientos termales que satisfacen los gustos más exigentes. Se trata de balnearios con encanto dotatos de todas las comodidades.


La ventaja de Orense es que el concepto de balneario no está dirigido exclusivamente a personas mayores. El ir y venir de gente, las 24 horas del día, permite comprobar cómo muchos jóvenes reservan unos días para pasar por las termas. Tampoco se potencia únicamente su carácter medicinal, sino que el concepto lúdico y de relax forma parte de la oferta alternativa.


La riqueza termal de Orense ha trascendido en los últimos años más allá de nuestras fronteras. La ciudad pertenece a los más selectos clubes de termalismo y se ha convertido en uno de los intrumentos del cada vez más consolidado turismo de Galicia. Las previsiones son optimistas y ahora sólo resta conseguir la excelencia.


Las termas se localizan en el paseo situado al lado del cauce del Miño, que tiene una extensión de 5 kilómetros. Para acceder en coche hay que coger la N-525 desde el centro de la ciudad. Más información en termalismo.ourense.es




Aguas termales en Orense - MIGUEL MUÑIZ
«Aguas abrasadoras»
Dos teorías tratan de explicar el origen del tóponimo Orense. La primera señala que cuando los romanos se asentaron en la zona la bautizaron como «La ciudad del oro» (Auriense) por la posible abundancia de este metal, ahora desaparecido. La segunda hace referencia a uno de sus tesoros que sí ha permanecido a lo largo de la historia, sus aguas termales. Orense podría derivar así del latín «aquae urente» (aguas abrasadoras). De esta provincia gallega fluyen cada día tres millones de litros de aguas termales y mineromedicinales, una cantidad que en Europa solo supera Budapest.


Muchas de ellas fueron utilizadas ya poco después de que el general romano Décimo Junio Bruto llegase a la provincia en el siglo II antes de Cristo y no es díficil imaginar a sus soldados relajándose en sus aguas después de la batalla. Hoy en día la provincia es un paraíso termal que permite al viajero todo tipo de opciones. Termas gratuitas al aire libre, en medio de impresionantes parajes naturales o una variada oferta de balnearios con precios para todos los bolsillos, han hecho de este territorio una opción más que aconsejable para calentar el cuerpo ahora que se avecina el invierno.
Read The Rest at : ABC.es

Top News